Momo y el Carnaval de Cádiz 2020

#Momo #CarnavaldeCadiz #ViveCadiz

Por patagoniasur | 15 de noviembre de 2019 | 0 comentarios

Suscríbete a nuestro blog
Email:
Autorizo a hotelpatagoniasur.es a incluirme en una base de datos automatizada para ofrecerme posteriormente productos y servicios relacionados con los solicitados.
He leído las condiciones de uso y/o aviso legal
y la política de protección de datos




Ya sabéis que en esta tierra donde la libertad se fragua en los vientos, en la cornisa de esas letrillas que se levantan cada año a despertar o ensalzar a su pueblo, a hacer fiesta de la calumnia y la burla, a aguijonear a aquellos que atentan contra las libertades y la democracia, este año 2020, tendremos por Dios Momo a Manolín Santander, un chaval que nació en la cuna de la chirigota y que bajo la vigilia de su padre, empezó a destilar la magia de ese aire clandestino de la tierra y de la letra, del que jura batalla al opresor y al miedo.

Por desgracia, este año 2020, nuestro Carnaval de Cádiz no contará con dos de sus figuras más emblemáticas, dos personas que año tras año fueron dejando parte de su legado en modo de arquetipos, letras y música variadas en sus repertorios, siempre cánticos a la ciudad, a sus ideas, a un modo personal de entender el mundo y sus disfraces.

Momo representa el final de una fiesta y da entrada a la Cuaresma y este acto simbólico recoge la historia de cada agrupación, sus sacrificios, la ilusión desparramada en los rincones de una ciudad que se vuelca en ensayos para dar lo mejor de sí mismas en el Carnaval de Cádiz.

Posiblemente tanto Juan Carlos Aragón como Manolo Santander se encuentren allá, amigos como eran en el filo de esta tierra, unidos por una pasión, se encuentren digo, quizás, a la entrada siempre de ese templo coronado por la risa y la burla sin par, por la autocrítica, por el humor escanciado en finas flechas, armas que de las letras emanan para tomar conciencia del poder de los pueblos, de su soberanía y de esa riqueza que los une ante el invasor.

Momo es burla, picaresca, sarcasmo, agudeza irónica y según la mitología griega era el dios de los escritores y poetas. Audaz y crítico fue expulsado del Monte Olimpo, quizás porque entre tantos dioses se perdió la perspectiva del hombre, del corazón humano que yace en la frontera del absurdo y quizás, digo, desde esa discordia universal hubiera partido para encauzar un destino más natural y ligado a los hombres.

Momo está en el Carnaval de Cádiz y su fuego no se extingue por mucho que lo veamos quemar. Sus pregones dejan en el aire la savia de los que vienen, el recuerdo de los que estuvieron y siempre ese olor que es la quema de una fiesta que abraza la vida, el crujido latente de un pueblo que dinamita su esencia en esas semanas de Carnaval, de jolgorio en las calles, de asombro para los que visitan la ciudad y para toda esa ingente cantidad de fieles que cada año se acercan más y más a ese Cádiz que resplandece como una estrella en mitad de la noche oscura.

Momo está entre nosotros, en nuestra gente, en ese ritual de poner orden en el sacro monte de la locura y los despropósitos. Porque Momo en realidad somos todos aunque muchos no seamos capaces de entender el crisol de su locura.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada

Nombre:
Email:
Comentario:

 

 
© Hotel Patagonia Sur, 2022.
Calle Cobos, 11. 11005 Cádiz (Spain)
 
Tel: +34 856 174 647 Fax: +34 856 174 320
Contacto: info@hotelpatagoniasur.com
Nº de Registro: H/CA/01216
 
Derecho de Desestimiento - Resolución de litigios
Reglamento de Régimen Interior
Aviso Legal - Protección de Datos
 
Desarrollado por HOTEL-UP
 Servicios
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y los servicios ofrecidos. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso detallado en el Aviso Legal y en la Política de Protección de datos.
Entendido